Instalación de tepe en dormancia

Compartir esta noticia

jaime-linares-tepes

Jaime Linares, Responsable Novogreen comparte con nosotros este interesante artículo basado en “Installation of Dormant Sod” escrito por Clint Waltz de Extension Turgrass Specialist de la Universidad de Georgia.

En este artículo se explica como un exitoso tepeado depende principalmente de una adecuada preparación del suelo, un buen contacto suelo-tepe, evitar daños por bajas temperaturas y lo más importante, un adecuado manejo del agua que evite la desecación.

En las zonas con inviernos fríos, los horticultores recomiendan rutinariamente trasplantar árboles y arbustos cuando estos están en parada vegetativa,   durante   el   final   del   otoño   o   el   principio   del   invierno. Normalmente el cepellón es enterrado a suficiente profundidad donde la temperatura del suelo es propicia para el continuado crecimiento radicular durante los meses más fríos. Esta práctica da al sistema radicular de la planta tiempo  para  establecerse  cuando  la  demanda  de  agua  y  nutrientes  es pequeña.

Son-Antem

Para el tepe de césped, donde las raíces se originan en la superficie del suelo, tepear en dormancia es una tarea más que arriesgada. Las temperaturas del suelo en la superficie o cerca de ella comúnmente fluctúan, imitando las temperaturas del aire. Por lo tanto, si la temperatura alcanza el punto de congelación o por debajo, hay riesgo de que las nuevas raíces del tepe se congelen. Los climas más fríos pueden influenciar negativamente a algunas especies. Un incremento de daños han sido observado en zoysias comparado con bermudas tepeadas a finales de año. Sin embargo, por varias razones, el tepeado en dormancia de especies de clima cálido no es una práctica  infrecuente. Si  céspedes  como bermuda,  grama  de  San  Agustín, zoysia, están siendo establecidas mientras están en dormancia, hay prácticas de manejo que mejoran las probabilidades de éxito.

germinacion-cesped

cesped-suelo-preparacion-02Las recomendaciones para tepear durante periodos ideales son también aplicables al tepeado fuera de la época de crecimiento. La preparación de la zona radicular (“rootzone”) es crítica para el éxito. Durante la preparación del terreno y antes del establecimiento del césped es el mejor momento para tomar una muestra del suelo para determinar el pH y las necesidades del suelo. Modificaciones del pH del suelo son más beneficiosas cuando los productos aplicados para subir o bajar el pH pueden ser incorporados en el suelo. Correcciones de deficiencias en los nutrientes del suelo como fósforo (P) y potasio (K) son más fácilmente hechas antes del establecimiento. Mientras todos los nutrientes esenciales son requeridos para el crecimiento del césped, hay una información inconsistente en las necesidades de P y K durante el establecimiento en invierno. Algunos estudios indican la reducción de muerte invernal “winterkill” y la aparición de enfermedades con la aplicación de P y K, mientras otros investigadores no han apreciado diferencias en la dureza del invierno o la resistencia a patógenos debido al incremento de dosis de P y K. Debido a que el nitrógeno (N) soluble es móvil en el suelo y las raíces del césped son incapaces de captar este nutriente, cantidades pequeñas de nitrógeno son necesarias cuando colocamos tepes en dormancia. La primera aplicación de nitrógeno debe ser hecha en la primavera, una vez que la temperatura del suelo a 10 cm de profundidad es consistentemente 18 °C o superior.

Descompactación del suelo e incorporación de enmiendas por laboreo a una profundidad mínima de 7,5 a 10 cm es adecuado para el establecimiento del césped. Si es posible, una preparación del terreno a más profundidad es siempre mejor. Después de preparar el terreno y mezclarlo, el suelo debe ser nivelado, suavizado y humedecido. Grandes rocas, piedras, malas hierbas y otros desperdicios deben ser eliminados de la “rootzone” antes de la colocación del tepe. También, justo antes de extender el tepe, el suelo debe ser humedecido pero no saturado. Marcas por huellas o equipamiento pueden ocurrir cuando el suelo está excesivamente húmedo y son más difíciles de reparar después de que el tepe es extendido. Para prevenir secas, posibles daños por frío y muerte radicular, el tepe debe ser instalado dentro de las 24-48 horas posteriores a haber sido cosechado. El tepe no tiene una gran duración en las mejores condiciones, pero si hay predicción de heladas mientras el tepe está todavía en el palet, las raíces expuestas pueden congelarse y morir. Otra ventaja de sacar el tepe del palet lo antes que sea posible es tomar ventaja del calor radiante de la tierra. La temperatura latente del suelo puede ofrecer alguna protección a los daños por frío cuando lo comparamos con el césped en el palet expuesto a los elementos. El tepe debe colocarse apretado y rulado para asegurar el contacto del tepe con el suelo.

tepe-dormancia

Cuando el tepe es extendido, el manejo del agua es crítico. Esto es verdad para tepe en dormancia también. Aunque el sistema radicular del tepe en dormancia no está altamente activo o desarrollado, algo de agua es necesario para mantener los puntos de crecimiento de la planta hidratados. Riegos ligeros inmediatamente después de la instalación son necesarios para tepes en dormancia también. Debido a que la demanda por evapotranspiración de una planta en dormancia es menor que la de una en crecimiento activo, la cantidad de agua aplicada puede ser reducida. Mientras que un tepe activo necesita múltiples y ligeros riegos diarios, tepe en dormancia extendido solo necesita suficiente agua para mantener los primeros 2,5-5 cm húmedos. Durante los meses de invierno la lluvia puede ser suficiente, pero si riego es necesario, 20-25 mm de agua pueden ser necesarios cada 2 semanas. 

Cesped del Estadio Santiago Bernabeu, Real Madrid

Después del establecimiento, frecuentes comprobaciones de la humedad del suelo levantando los bordes, pueden ser necesarios.

mixto-cesped-hibrido

La supervivencia del tepe trasplantado fuera de temporada va a depender de evitar la desecación o secas y los daños por bajas temperaturas. Debido al limitado sistema radicular, la desecación puede ser un problema importante. No es infrecuente, durante el final del invierno y el principio de la primavera, tener días donde el tiempo es muy bueno.

cesped-suelo-preparacionEs fácil disfrutar días donde no hay nubes en el cielo, las temperaturas rondan los 20° C con poca humedad y una ligera brisa de 10-15 km/h. Esas son ideales condiciones para la desecación de la planta y pérdidas del tepe ya que bajo ese escenario el agua es rápidamente perdida desde el suelo y la planta a la atmósfera. Daños por bajas temperaturas pueden ser un problema debido a que las coronas, estolones y rizomas pueden congelarse y morir. Desafortunadamente, el tepe nuevo pierde los rizomas profundos y el sistema radicular necesario para recuperarse de ese estrés invernal. El resultado es tepe que muere mientras está en dormancia y no se advierte hasta la transición en primavera. Desecación y daños por frío puede ser mitigado mediante recebos del tepe en dormancia. Además, el recebo puede suavizar las depresiones superficiales y rellenar las juntas del tepe, conservando la humedad y reteniendo el calor cerca de la superficie del suelo.

Un trasplante exitoso del tepe depende de la salud del tepe, el cual es difícil de determinar cuando el tepe está en dormancia o resembrado. Resembrar el tepe con ryegrass puede reducir el vigor y la calidad del césped. Mientras el tepe resembrado puede tener una buena apariencia durante los meses de invierno, durante la primavera el ryegrass puede competir con las especies de clima cálido por el espacio, agua, nutrientes y luz. El resultado puede ser una pobre transición en primavera, retrasando el reverdecimiento de las especies de clima cálido y la muerte potencial del césped. El peor caso es cuando una especie con pobre transición, es resembrada con ryegrass y tepeada en dormancia. Esto es una situación donde la supervivencia va a depender de una buena preparación de la “rootzone” y un adecuado manejo del agua.

cesped contaminado

Malas hierbas anuales en invierno son comunes en tepes en dormancia y es necesario aplicar herbicidas preemergentes para controlar especies anuales de verano, como la Digitaria. Investigaciones han mostrado que para tepes de bermudas en dormancia, herbicidas postemergentes comunes de hoja ancha no tienen efecto en las raíces. Los herbicidas fueron aplicados 45 días después del tepeado. Similarmente, herbicidas preemergentes no tienen efecto en el desarrollo de las raíces cuando son aplicados siguiendo las recomendaciones de la etiqueta, 30 días después de la instalación. Siempre hay que leer y seguir las recomendaciones del fabricante antes de aplicar cualquier pesticida a césped nuevo.

En resumen, una adecuada preparación del suelo, un buen contacto suelo-tepe, el evitar daños por bajas temperaturas y  un buen manejo del agua que evite la desecación son los ingredientes necesarios para un exitosos para un tepeado exitoso.

Más Noticias

Noticias

Novogreen estuvo en Saltex

En los primeros días de noviembre, Novogreen asistió a Saltex 2022, el mayor evento del Reino Unido para el sector de jardinería, deportes, servicios, fincas